Menu

Concejalía de Medio Ambiente

Ayuntamiento de Martos

loader

Nocturna 2/06/2012


Nocturna La Grana 2012.Las mismas sensaciones, los mismos pensamientos. El año se ha precipitado.

Pareciera que estamos al borde de un precipicio. Sólo las estrategias de las Armas silenciosas, expuestas por Noam Chomsky, nos presentan alguna tranquilidad. Nos animan
a vislumbrar una cierta luz.

Entre tanto, sin sentir, sin querer nos encontramos, pasado un año, con nuestra ruta estrella LA NOCTURNA LA GRANA, 2012. Este año la sierra me queda muy lejos. Las excesivas tareas me confunden en un quehacer continuo y continuado. Me paro. Debemos afrontar nuestra ruta. Paso a releer datos de años anteriores. Y me encuentro un diálogo con la luna. En el libro El cielo se hizo de amor. De Mariano Estrada, poeta zamorano, leo:

Ya nadie mira a la luna,
la luna ya no es de nadie;
ya no la cubren de besos,
ya no la bañan con sangre.
Ni ya le escriben poemas,
ni ya le clavan puñales;
ya no hay tragedias de amores,
ya no hay amor, no hay amantes.
Ya pasa sola la luna,
ya pasa sola, sin nadie;
ya no amontona secretos
ni alumbra sueños, como antes.

Y mientras me recreo en estos versos, me sitúo en lo alto de la Sierra de la Grana. Saludo a la luna. Dudo si aplicar su contenido a mi imagen. Cargado de sensaciones, envuelto en el sudor de la subida. Recién sumergido en los multicolores del atardecer, provocador, atractivo, elocuente, seductor, que hemos divisado en el ascenso. Esfuerzo compartido,
esfuerzo multiplicado, un poco más cada año. Esfuerzo seguro por el apoyo de nuestros amigos los amantes del 4 x 4. Esfuerzo diluido en el redescubrimiento de nuestra Sierra.

Encontramos y saludamos su crecida vegetación. Reconocemos a nuestra amiga viborera.

Saludamos al quieto cernícalo, que desde su altura, nos ofrece una imagen atractiva.

Será el momento de encontrarnos con nuevas vivencias, nuevas emociones al volver a recorrer y descubrir el estado de nuestra sierra en este año.

 

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web. Consulta nuestra Política de Privacidad.

Acepto el uso de cookies