Menu

Concejalía de Medio Ambiente

Ayuntamiento de Martos

loader

Los Yesares 27/09/2008

 
Los Yesares. Estableciendo un rito empezamos nuestras marchas con una ruta corta que nos permite conocer las canteras de yeso. Igual que el año pasado: ruta corta, canteras.
La nueva fábrica de yeso nos llama con voz altiva desde la grandiosidad de sus nuevas instalaciones, de sus elevados silos. Voces elevadas que rompen desde la lejanía el paisaje monocorde de nuestro olivar.
El yeso en Martos lo podemos encontrar en las canteras que existen en las Peñuelas, una cortijada próxima al Monte y en los yesares: viejos y nuevos. Aquí es donde se ha desarrollado una explotación continuada del yeso desde hace más de cuatro generaciones.
El yeso es una roca que se presenta de forma cristalizada. Es una roca evaporítica. Lo que quiere decir que es una roca que se ha formado por la evaporación del agua. En aguas poco profundas, ricas en sales, junto a las costas o en lagunas de interior muy salobres. Se presenta en canteras que exigen técnicas muy concretas para su explotación. Su composición básica es sulfato de calcio.
No es una roca muy dura. Es soluble en agua lo que favorece la creación de los llamados paisajes kársticos. Son paisajes de rocas con muchas oquedades. El más conocido es el karts de Solbas, en Almería.
Se conoce la explotación y uso del yeso desde hace más de 9000 años. Su uso fundamental se destina a la construcción. También se usa para favorecer el retraso en el fraguado de algunos cementos. Pero también el yeso tiene usos agrícolas, como fertilizante, por su composición química rica en azufre y calcio. Se usa para la “remendación” de suelos, es decir la rehabilitación de suelos contaminados. Como auxiliar en la industria cerámica....
Ojo, actualmente se está fabricando un yeso sintético, artificial que se obtiene por procesos de desulfuración de gases, de combustión. 
La historia del yeso en Martos está unida a la familia Aranda. YESOS ARANDA. Otras familias también han explotado las canteras y fabricado yeso: Amador Aranda, Zureras, Juan Risquez. Pero la tradición y la mayor explotación corresponde a Yesos Aranda. Manuel Rodríguez Aranda y sus hermanos Luis y Rafael heredan, y explotan el negocio, de su madre Dolores. En la generación anterior sus tíos Juan, Antonio, Amador y Rafael trabajan en el yeso. Con ellos José Ibáñez casado con Pura y Máximo Mena, también cuñado, casado con Filomena.
En la generación anterior Rafael, abuelo de Manolo, Luis y Rafael, junto con su hermano Fernando trabajan en el yeso. Su hermano Juan explota una cantera de cal. Los hijos de Fernando emigran de Martos por lo que la explotación se concentra en Rafael y sus herederos. Esta generación hereda la explotación por vía materna, familia que inicia la actividad.
La explotación del yeso por el sistema tradicional asociado a los hornos pequeños y a la molienda con fuerza animal tiene una producción limitada. La incorporación de la maquinaria, en especial al proceso de molienda hace aumentar el volumen de producción en torno a los años 1970. Es entonces cuando YESOS ARANDA se convierte en un referente en el mundo del yeso al extender su venta incluso a otras provincias andaluzas.
Pero lamentablemente la historia familiar del yeso tiene trazos dolorosos: La muerte por accidente en la cantera de Máximo Mena. El grave accidente que tuvo Rafael Aranda.
Nuevos tiempos y nuevos proyectos se concretan en los yesares, ahora de la empresa Uralita.

 

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web. Consulta nuestra Política de Privacidad.

Acepto el uso de cookies