Ayuntamiento de Martos Inicio Mapa Contactar
Está en Inicio > Turismo > Historia > Los primeros asentamientos
Los primeros asentamientos

Los pueblos en los que vivimos, en los que diariamente discurre nuestra existencia, se van configurando a lo largo de los siglos como si fuesen un ser orgánico, siendo el resultado de la interacción entre un medio natural de características particulares, según su situación y constitución geográfica, y la aportación continuada de las distintas culturas que sobre él se han asentado.
El resultado es una composición física determinada, mostrando cada uno de ellos su propia identidad, que es lo que verdaderamente le confiere su singularidad y belleza.
Martos está íntimamente ligado a la Peña, cuya cima alcanza los 1.003 m. de altitud; siendo elemento teutónico que, desde la antigüedad, ha propiciado el asentamiento humano gracias a las condiciones favorables que ofrece: de ella surgen manantiales de agua que han llegado hasta nosotros, tales como el Sapillo, los Charcones...; unido a un clima y a una tierra favorables que permitieron, desde los primeros tiempos, que el hombre encontrara en ella un lugar privilegiado; siendo además, una verdadera fortaleza natural, ofreciendo una estratégica situación, muy favorable para la defensa y el control del territorio.
La Peña es, por lo tanto, el elemento protagonista y configurador del pueblo de Martos, creador de una imagen con carácter e identidad propia, confundiéndose en los textos antiguos Martos y la Peña como uno solo. En torno a la Peña se irán asentando grupos de población desde los tiempos más remotos, buscando la posibilidad de dominar la Campiña. Los sucesivos pueblos que la fueron ocupando construyeron en ella nuevas fortificaciones que reforzarían el ya natural y propio carácter de defensa que ella ofrece.
Los asentamientos más antiguos de los que se tiene noticias pertenecen a la Prehistoria. Salvo restos de material lítico encontrado en los alrededores de Martos procedentes del Paleolítico, las manifestaciones más antiguas, documentadas, pertenecen al Neolítico, período en el que se inicia el proceso de sedentarización.
En torno al año 3000 a.C. se desarrolla un importante asentamiento que ocuparía una amplia superficie, que incluiría el sitio excavado en el Polideportivo, junto con otros colindantes de la misma cronología y en la misma zona, en torno al arroyo de la Fuente de la Villa, como son El Molinillo, Huertas Viejas y La Alberquilla.
Se trata de estructuras subterráneas excavadas, con un trazado en planta de tendencia circular. En general el fondo suele ser plano y coincide con el mayor diámetro de la estructura. Algunas de estas cabañas alcanzan un diámetro en sus bases superior a los 2`60 metros, y en su interior aparecen bancos corridos de piedra, compartimentaciones y en el centro un hoyo de poste junto al que suelen aparecer cúmulos de ceniza que se identifican con hogares. En general se trata de estructuras de hábitat, almacenaje, transformación de materia prima y alimentos, funerarias y defensivas que se sitúan en un horizonte de transición del IV hasta comienzos del III milenio, en un periodo cultural que podemos definir como Neolítico Final.
El proceso que sigue en la fase inmediatamente posterior, durante el período que se extiende a lo largo del tercer milenio y los inicios del segundo milenio, llevará a la consolidación de la sedentarización y del modelo de agricultura cerealista en la Campiña de Jaén. Paralelamente se producirá el desarrollo de la minería y de la metalurgia del cobre. Aunque en el término de Martos son pocos los asentamientos documentados para estos momentos, podemos destacar La Nava, en la carretera de Santiago de Calatrava, en una zona con un potencial agrícola muy importante, basado fundamentalmente en el cereal, aunque el carácter ganadero seguiría siendo importante. También de este momento sería Piedras de Cobos, a unos siete kilómetros de Martos en la carretera de La Carrasca. Aquí los restos son escasos y se ha identificado como un posible asentamiento de pastores donde pasaban períodos cortos de tiempo. Así mismo, se ha documentado ocupación de esta época en la Atalaya de Martos, y se conoce la existencia de otros sitios muy cerca de Martos, como la Sierrezuela de Santo Nicasio, o el Cortijo de Tafú en la carretera de Monte Lope Álvarez.
A partir del segundo cuarto del segundo milenio a.C., estas sociedades agrícolas van a sufrir un profundo proceso de cambio, se asimilarán nuevos elementos que desde inicios del segundo milenio definen la cultura argárica. La sociedad argárica y en general todo el Bronce Pleno del sureste se caracterizó por una gran complejidad en su articulación interna. Los poblados se situarán normalmente en laderas, aprovechando las terrazas naturales o bien construyéndolas artificialmente. En cerámica predominan las formas cerradas, sobre todo vasos y copas. En las armas predominan los puñales, espadas y alabardas, que aparecerán en los enterramientos de los grupos sociales más destacados. Se sustituye el enterramiento colectivo en necrópolis situadas a extramuros de los poblados por sepulturas individuales localizadas en el interior del área de habitación, donde se colocan los cuerpos flexionados acompañados por su ajuar.
En la zona de Martos los investigadores hablan de grupos de pastores que recorren todo el suroeste, es decir, las sierras de la Caracolera, Ahillo y Fuensanta, y nunca abandonan el pie de monte. Existe con claridad un asentamiento típico del bronce pleno en el sitio denominado Torrevíboras. Allí se observan restos de construcciones en las pendientes y varias tumbas: una fosa excavada cubierta por grandes lajas, una gran pseudocista cerrada por dos grandes losas, y tres cistas. Otras necrópolis similares son la de Las Provincias y la del Cerro Jurel, esta última con dos tumbas, una fosa cubierta por lajas y una cista con el fondo pavimentado también a base de lajas. De este momento es la primera ocupación del Cerro de San Cristóbal de Las Casillas de Martos, y del Cerro del Alamillo. (Estudios de J.M. Crespo García, sobre el pasado prehistórico en la comarca de Martos).

Imprimir       Volver
Ayuntamiento de Martos © 2014. Todos los derechos reservados Esquema Nacional de Seguridad Aviso Legal     W3C