Educación y Salud

Ayuntamiento de Martos

Campaña de sensibilización y prevención del absentismo escolar

La concejal de Educación, Ana Matilde Expósito, ha presentado hoy la campaña de sensibilización y prevención del absentismo escolar, incidiendo en que la Ley ampara el deber y el derecho a la educación entre los 6 y los 16 años, así́ como la responsabilidad de los padres y madres en la asistencia al centro educativo  

Expósito ha remarco que la Ley vigente en materia de educación señala que la asistencia escolar es obligatoria y que los ayuntamientos tienen competencias legales en dicha materia. Ley 1/1998 de 20 de abril, de los derechos y atención al menor y Decreto 155/1997 de 10 de junio por lo que se regula la cooperación de las entidades locales con la Junta de Andalucía en materia educativa. Por tanto, el incumplimiento de esta obligación podrá consumar una situación de riesgo del menor con las sanciones que esto conlleva.

El absentismo escolar es un problema social que afecta a menores de entre seis y 16 años en etapa de educación obligatoria. Así, se entiende por absentismo escolar la falta de asistencia regular y continuada del alumnado en edad de escolaridad obligatoria a los centros docentes donde se encuentra escolarizado sin motivo que lo justifique.

Se considera que existe una situación de absentismo escolar grave cuando las faltas de asistencia sin justificar al cabo de un mes sean de 5 días lectivos en Educación Primaria y 25 horas de clases en Educación Secundaria o equivalente al 25% de días lectivos o de horas de clase.

La concejal de Educación ha analizado que, entre las consecuencias del absentismo escolar, se encuentra el fracaso escolar, abandono prematuro de los estudios, falta de habilidades, destrezas y capacidades para el normal desarrollo del menor, dificultades en las relaciones sociales y a medio/largo plazo genera situaciones de marginalidad, desempleo, conductas delictivas, incultura, entre otras. 

De hecho, el absentismo continuado e injustificado se considera una forma de maltrato por abandono de los deberes de la patria potestad y por tanto un delito que tiene consecuencias legales.

Así las cosas, las recomendaciones que Expósito ha dirigido hacia las familias se basan en no justificar indebidamente las faltas de asistencia; no aprobar el comportamiento inadecuado; establecer horarios y normas en casa claras, sencillas y consensuadas; expresar y alabar de forma positiva sus avances, esfuerzos y logros; hablar e interesarse por lo que cada menor hace, sus gustos; dedicarle cada día un tiempo; recordar que el comportamiento que se tiene como madre o padre es un ejemplo y procurar hablar con el profesorado. 

Para la población en general, la concejal de Educación ha defendido que la educación es responsabilidad de toda la ciudadanía y que si se tiene conocimiento de que algún menor de 16 años no acude al centro educativo es nuestro deber   ponernos en contacto con Servicios Sociales o Policía Local. 

Martos, 26 de octubre de 2020