Concejalía de Hacienda y Patrimonio

Ayuntamiento de Martos

loader

El próximo año traerá una bajada de impuesto y la congelación de tasas municipales

El alcalde de Martos, Víctor Torres y el concejal de Hacienda, Rubén Cuesta, han informado en rueda de prensa de las ordenanzas fiscales que se llevarán al pleno del próximo jueves, 26 de octubre, para su estudio y aprobación.

El año 2018 traerá una bajada de impuestos y una congelación de las tasas municipales. El esfuerzo realizado por el equipo de gobierno socialista, explicó el alcalde, “va a suponer que haya una bajada del 1% en el Impuesto de Bienes Inmuebles y hasta un máximo del 1.8%, en el Impuesto de vehículos, de manera que a menor caballaje mayor bajada en el impuesto”. Al mismo tiempo se ha hecho una reordenación del callejero fiscal “que afecta fundamentalmente al casco histórico, en concreto a la zona de la Plaza de la Constitución, C/ La Fuente, Triana, Plaza de la Fuente de la Villa y C/ Torredonjimeno, que pasan a ser viales de cuarta categoría, lo que supondrá, por ejemplo, que alrededor de 250 familias se beneficien de una bajada en la tasa de basura de aproximadamente 30 euros para el año 2018”.

El resto de tasas municipales se congelan “estamos haciendo unas tasas fiscales cada vez más progresivas, más justas, donde quien más tiene más pague y quien menos recursos tiene, menos aporte”, añadía Torres.

Un dato importante que dio a conocer el primer edil es el volumen de bonificaciones que por diferentes conceptos realiza el Ayuntamiento de Martos, y que en su conjunto ascienden a un millón de euros, bien por residir en los anejos, por tener familia numerosa, por generación de empleo, por ser víctima de la violencia de género y una de las más importantes, el 3% de bonificación por domiciliación bancaria o pago telemático de impuestos”.

El concejal de Hacienda, Rubén Cuesta hizo especial hincapié en el importante esfuerzo que realizará el Ayuntamiento en el ejercicio 2018 “ya que nuestra filosofía ha sido, desde el primer momento, contener la subida de impuestos, bien con la congelación o con la bajada de los impuestos, para equilibrar los mismos a las necesidades de la ciudad”. Informó también del reajuste realizado en distintas ordenanzas "para poder gestionar mejor los recursos". Así, una de las novedades afecta al protocolo de fugas de agua de manera que a partir del próximo año “se ha establecido que el exceso de consumo de agua con respecto a periodos anteriores que estén ocasionados por averías será asumido al 50% por el usuario y al 50% por el Ayuntamiento”. Del mismo modo, la bonificación que se otorga a las empresas por “generación de empleo, ya sea por nueva implantación o aumento de plantilla, se controlará para que se aplique seis meses después de su puesta en funcionamiento”. El bono social es otra medida que se ha puesto en marcha y que permite bonificar a las familias marteñas, en funciona de la situación socioeconómica, para facilitar el acceso a las actividades deportivas o culturales. 

Cuesta destacó que una de las principales preocupaciones del ayuntamiento es el que se refiere al déficit del agua, que se calcula en torno a 460.000 euros para 2018, “cantidad que tendrá que salir de los ingresos por tasas o impuestos y que limita la capacidad del equipo de gobierno para la bajada de los mismos. El concejal concluía afirmando “entendemos que va a suponer un esfuerzo importante ya que con menos dinero habremos de mantener los mismos servicios al ciudadano”.

 

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web. Consulta nuestra Política de Privacidad.

Acepto el uso de cookies