Turismo en Martos

Paisaje Natural

Para los amantes de la naturaleza, Martos ofrece una interesante oferta natural para realizar distintas rutas; subir a la cima de La Peña, a 1.003 metros de altitud, ofrece unas vistas inigualables del paisaje de la Campiña y las sierras de alrededor, así como sorprenden las ruinas de su fortaleza medieval.

Muy interesante, igualmente, resulta la subida a la Sierra de La Grana, cuya cima, a 1.254 metros de altitud, es un buen balcón para admirar el paisaje del olivar, o a la Sierra Caracolera, donde hay una gran riqueza de flora y fauna. Otra opción a destacar es el paraje que conforma el Pantano de Las Casillas y el Castillo de Víboras, uno de los más bellos castillos encaramados en una roca sobre el río de Víboras y frente a la Sierra Caracolera. 

Entre la magnitud del olivar llama la atención por su personalidad la Ruta de los Olivos Centenarios, destacando el olivar centenario del Llano de Motril. También, existe otra opción de gran atractivo, la Vía Verde del Aceite, que ofrece un recorrido sin igual aprovechando las antiguas vías ferroviarias.

Olivos Centenarios

El olivar de Martos es tradicional. Más del 60% de las plantas tiene una edad superior a los 200 años. Entre este bosque de olivos, emplazado en el primer municipio productor de aceite de oliva del mundo, destacan los denominados Olivos Centenarios.
Por tradición oral se sabe que los olivos situados en el Llano de Motril tienen más de 500 años. Este enclave está ubicado a poco más de 1 km del núcleo urbano, a pie de la carretera de Martos a Santiago de Calatrava. Ocupa una extensión de 84 ha, con 5.394 árboles en total, algunos de ellos, verdaderas esculturas vivientes. Es un olivar plenamente productivo, con una producción media de 150 kg por árbol.
El aceite de oliva es el emblema cultural de una población que trabaja permanentemente por ensalzar la exquisitez, la calidad y las propiedades saludables de este producto. El aceite de oliva es hoy sinónimo de excelencia y salud. Es uno de los alimentos fundamentales de la dieta mediterránea y otorga un toque de distinción a cualquier plato de nuestra cocina.

Vía verde del Aceite

La Vía verde del Aceite discurre por las sierras béticas de la provincia de Jaén (España). Su recorrido comienza en la capital del Santo Reino, desde el Complejo Polideportivo Las Fuentezuelas, pasando por las localidades de Torredelcampo, Torredonjimeno y Martos, y concluyendo en la localidad de Alcaudete en el río Guadajoz. Esta infraestructura viaria discurre aprovechando el trazado de la antigua y desmantelada línea ferroviaria Jaén-Campo Real.
 
Historia
La línea ferroviaria Jaén - Campo Real se aprobó por ley en 1873, comenzando sus obras en 1879 por parte de la Compañía de Ferrocarriles Andaluces en base al proyecto presentado en 1876 por el malagueño Jorge Loring. En julio de 1881 se completó el tramo entre Espelúy y Jaén. En 1890 el ingeniero De la Pierre modificó el proyecto original de la vía, proyectando las estaciones y viaductos necesarios. La obra la dirigió el ingeniero Carlos Alexandre, encargándose al taller Daydé y Pile de Creil, Francia, la construcción de los viaductos metálicos y pontones.
En 1891 se completó el tramo cordobés, comprendido entre Puente Genil y Cabra, y en 1893 se completaba hasta Jaén, concluyendo así la línea ferroviaria que partía de Linares y pasaba por Jaén, Torredelcampo, Torredonjimeno, Martos, Vado-Jaén, Alcaudete, Cabra, Lucena, y continuando hasta Campo Real. Con está línea completada se daba salida al Puerto de Málaga a la metalurgía pesada de Linares y a los productos alimentarios de la provincia de Jaén.
La decadencia económica de España en las primeras décadas del siglo XX hizo que el estado interviniera el ferrocarril en 1936, dada la situación financiera de la empresa ferroviaria. Durante la Guerra Civil la línea sirvió de alternativa a la bombardeada Espeluy-Sevilla, perdiendo importancia al terminar la Guerra.
EL 2 de julio de 1969, dada su precaria situación, RENFE realizó un estudio en el que planteaba el cierre del servicio de viajeros, la suspensión del servicio de mercancías y el desmantelamientodel tramo entre Torredonjimeno y Campo Real. La línea estuvo activa hasta 1985.
Diez años después, la Diputación Provincial de Jaén puso en marcha el proyecto de recuperación del trazado desmantelado como Vía Verde, concluyendo las obras e inaugurandose en 2001.
 
Descripción
Su trazado discurre a lo largo de 55 km de la antigua línea ferroviaria Jaén-Campo Real, hoy en desuso. Su firme se compone de balasto sellado mediante zahorra con doble tratamiento asfáltico. El desnivel total es de 250 m, con su punto más alto en Martos (650 m) y con una pendiente máxima del 3%.
Su uso está destinado a cicloturistas, senderistas y personas con movilidad reducida. El recorrido tiene una duración estimada de 5 horas en bicicleta. Existen 5 estaciones que se pueden encontrar a lo largo del recorrido, estas son: Torredelcampo, Torredonjimeno, Martos, Vado Jaén (Martos), y Alcaudete, desde las cuales, junto con el complejo Las Fuentezuelas de Jaén, podemos acceder a distintas áreas de descanso.
Una de las características de esta vía verde es la cantidad de túneles, pasarelas metálicas y puentes de hierro que atraviesa, estos últimos de gran valor arquitectónico y paisajístico. Cuenta asimismo con 3 casetas de guarda barreras, y 1 caseta de guarda agujas.
 
Túneles
El Caballico: Situado a escasos metros de la estación de Torredelcampo, tiene una longitud de 333 m y se encuentra en perfecto estado de conservación de todos sus elementos constructivos.
Torredonjimeno: Situado a 500 m de la estación de Torredonjimeno, tiene 165 m con trayectoria curva. Se encuentra en perfecto estado de conservación de todos sus elementos constructivos.
 
Viaductos
Arroyo de la Piedra del Águila: Tiene 124 m de longitud y una altura máxima de 25 metros. Es una muestra de arte industrial moderno, construido por los ingenieros franceses discípulos de Gustave Eiffel, Daydé y Pille en 1890.
Arroyada
Arroyo Salado
Arroyo del Higueral
Río Víboras: Tiene 224 metros de longitud y una altura máxima de 80 metros. Es el más elevado del trazado.
Arroyo Chaparral
Arroyo de la Esponela
Arroyo del Desjarradero
Río Guadajoz: Tiene 199 metros y una altura de 25 m. Presenta tres luces, destacando la luz central por estar soportada por pilares mixtos de obra en piedra y estructura metálica, lo que le confiere mayor esbeltez.
 
Además de la diversidad paisajística de las campiñas de Jaén, es posible admirar la riqueza histórica y cultural que posee esta parte de la provincia.
Desde la capital y hasta el final del recorrido, los usuarios de la vía podrán observar las muestras del paso de diferentes culturas por estas tierras, de las que cabe destacar, la Catedral de Jaén, baños árabes, templos, castillos, evocadoras ruinas, yacimientos arqueológicos, etc. Estos municipios se encuentran enmarcados dentro de diferentes recorridos turísticos, tales como la Ruta de los Castillos y las Batallas, Ruta de la ascensión al pico Jabalcuz, Ruta de la Sierra de Ahillos y Ruta arqueológica de los Torreones.
El nombre de Vía Verde del Aceite procede de la importancia que tiene el aceite en esta zona geográfica, y también porque el tren que circulaba por esta vía era conocido como el Tren del Aceite. Esta vía verde continúa en la provincia de Córdoba como la Vía Verde de la Subbética.

 
 

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web. Consulta nuestra Política de Privacidad.

Acepto el uso de cookies